12/7/10

Derecho a la información que tiene la gestante

ALERTA LEGAL

Toda persona tiene derecho a obtener información sobre su salud. Así está reconocido explícitamente en diversos protocolos que regulan el funcionamiento de los establecimientos de salud del país. Proporcionar información a los usuarios y usuarias de los servicios de salud genera una relación de confianza con el profesional de la salud, contribuye a realizar con éxito el tratamiento y establece las bases para brindar un trato adecuado a quienes hacen uso de dichos servicios.

En lo relacionado con la salud materna, las atenciones prenatales constituyen el escenario ideal para que el personal de salud informe a la gestante sobre sus derechos, involucre a su pareja y familiares en el proceso del embarazo y parto, promueva el mayor número posible de atenciones prenatales y fomente el parto en el establecimiento de salud. En los últimos años, el Ministerio de Salud (Minsa) ha puesto especial interés en asegurar que las gestantes se encuentren informadas, en particular sobre los signos de alarma que aparezcan durante el embarazo. A este respecto, en la segunda supervisión realizada por la Defensoría del Pueblo a los servicios de ginecología y obstetricia de 11 regiones del país se detectó que la cefalea, los edemas, el sangrado y la pérdida de líquido por la vagina son algunos de los signos de alarma que más se difunden entre las gestantes, lo que constituye un significativo avance en la atención de la salud materna. No obstante, la información sobre algunos otros síntomas –como el zumbido en los oídos– no se brindó a más del 10% de las entrevistadas.

Aspectos a fortalecer

La referida supervisión también permitió identificar algunos aspectos de la atención que requieren ser fortalecidos. Éstos se encuentran principalmente vinculados con el deber del personal de salud de informar a las gestantes sobre sus derechos. Así, por ejemplo, solo el 29% de usuarias señaló que conocía sus derechos en el marco de la atención prenatal, el 51% precisó que no recibió consejería previa a la realización de la prueba para detectar VIH y el 71% no sabía que podía optar por un parto vertical con adecuación intercultural.

En opinión de la Defensoría del Pueblo, la adecuada información de las gestantes durante la etapa prenatal se presenta como una estrategia de sencilla implementación, la cual otorga a las usuarias los elementos suficientes para adoptar un rol activo en el cuidado de su salud que, sumado a la labor del personal de salud, puede contribuir a reducir los casos de muertes maternas prevenibles. Mejorar el acceso de las gestantes a información oportuna, clara y detallada sobre el embarazo y el parto puede representar, en algunos casos, una garantía de sus derechos a la salud y la vida.

EL PERUANO
12/02/2010