19/5/10

AVANCE. NUEVO CÓDIGO PROCESAL PENAL YA ESTÁ VIGENTE EN 11 DISTRITOS JUDICIALES DEL PAÍS

Por el cambio en la justicia penal

Casi 10 mllns. de peruanos ya acceden a procesos más rápidos
Con el nuevo modelo penal solo el 2% de los casos son judicializados
MARÍA AVALOS CISNEROS
mavalos@editoraperu.com.pe

Cerca de 10 millones de peruanos en 11 distritos judiciales del Perú, en estos momentos, ya pueden acceder a la pronta solución de procesos en forma rápida, por la puesta en vigencia del Código Procesal Penal (CPP 2004), que desde hace tres años y en forma gradual empezó a regir en Huaura, La Libertad, Arequipa, Tacna, Moquegua, Tumbes, Piura, Lambayeque y ahora en Madre de Dios, Puno y Cusco. Así, la implementación del nuevo modelo acusatorio, que para diciembre deberá regir en Ica y Cañete, está conllevando a importantes cambios en el servicio de justicia penal, afirma el secretario técnico de la comisión especial de su implementación, Rafael Donaire Otárola, al efectuar un balance de esta reforma que para 2013 llegará a nuestra ciudad capital.

A casi 36 meses de iniciada la reforma procesal penal en el país, ¿cuál es el balance de esta implementación gradual?
En términos generales podemos afirmar que la aplicación de este nuevo modelo penal no solo agiliza la solución de los procesos, incrementa la atención de casos o coadyuva a disminuir la población penitenciaria, sino que fundamentalmente viene constituyendo una eficaz herramienta de la gestión de la conflictividad social; y, en última instancia, coadyuva a la seguridad jurídica que el país requiere para promover la inversión.

¿Qué factores positivos y negativos fueron identificados?
En los primeros, se observa una mejora sustancial del servicio de justicia penal, en comparación con aquellos lugares en los que aún está vigente el Código de Procedimientos Penales de 1940. Así, tenemos procesos más rápidos y públicos, donde además se prevén mecanismos de terminación temprana que en muchos casos brindan mejores soluciones a los conflictos penales.
En forma específica, se ha reducido hasta en cinco veces el tiempo de duración de los juicios. Hoy, se aprecia que la mayoría de casos se resuelven en las primeras etapas del proceso penal, mediante el archivo o la aplicación de salidas alternativas, sin tener que llegar a juicio oral.

¿Solo el 2% de los casos ingresados son judicializados?

En efecto, en los distritos donde ya está vigente el CPP 2004 solo el 2% o 4% pasan al juicio oral, lo cual es importante porque funciona como un efecto embudo, es decir, del 100% que ingresa al sistema de justicia penal no todos concluyen en el juicio oral, sino que llega un porcentaje menor. Igualmente, mejora en el nivel de atención de casos resueltos hasta en 70%; y, se ha reducido la población penitenciaria en estas 11 cortes.

Evaluarán estrategias para Lima
¿Cómo se diseña esta implementación en Lima?
Justamente hemos iniciado un proceso de planificación conjunta entre esta secretaria técnica y sus similares en el Poder Judicial, Ministerio de Justicia, Fiscalía y el Ministerio del Interior, que debe culminar la primera quincena de diciembre. Es decir, para diciembre deberá estar lista la propuesta de acciones para lo que es Lima, que sin duda será bastante complejo y amplio. Lo importante es que será una propuesta conjunta. Incluso vamos a proponer que se incorpore también a las cortes de Lima, Lima Norte y el Callao.

Los casos emblemáticos
Con el nuevo proceso penal acusatorio solo el 2% de todos los casos recibidos, en promedio, llegan a judicializarse debido a que se aplican salidas alternativas para descongestionar la carga procesal, que permitan la solución de las denuncias en semanas y días e, incluso, en pocas horas.
Así, a modo de ejemplo, en Huaura se ha registrado que con el proceso de terminación anticipada se solucionó un caso de hurto agravado en cinco horas con 15 minutos. Luego en Tacna, donde en 7 horas 45 minutos se resolvió otro caso de hurto agravado con similar proceso.

Mientras que en los casos complejos, en Huaura se impuso una condena de 35 años de pena privativa de la libertad por violación sexual de una menor de 10 años en un tiempo de 26.22 horas; en La Libertad se culminó un proceso de robo agravado en 72 horas; en Moquegua a través de la culminación anticipada se resolvió un caso de hurto agravado en 48 horas, entre otros casos emblemáticos.

Mejoras a la vista
¿Los factores negativos?
No lo diría de ese modo, sino que el Código es una herramienta jurídica que tiene un proceso de implementación que puede ir mejorándose y ser vistos como áreas de oportunidades. Uno de ellos, quizá hasta el más relevante, está la necesidad de apoyar a la Policía Nacional a nivel logístico, con un mejor equipamiento de sus laboratorios criminalísticos. Hay que seguir además con las campañas de capacitación a los operadores del sistema y de sensibilización de la ciudadanía.

EL PERUANO
Publicado en el diario EL PERUANO 02/10/2009